Los retos del comercio electrónico obligan a las empresas a realizar actualizaciones periódicas a gran velocidad si no quieren perder el tren de un sector que cada vez mueve más volumen de negocio.

En este marco de renovación continua, El Corte Inglés no quiere quedarse atrás y ha anunciado esta misma semana una completa renovación de su supermercado en internet, con el fin de facilitar la gestión de las entregas de productos frescos, así como ganar en flexibilidad y agilidad.

Así pues, la nueva página web de los grandes almacenes facilita la localización de los productos, así como su selección, pero las novedades principales tienen que ver con la gestión logística de las entregas domiciliarias.

Por un lado, El Corte Inglés ofrecerá el envío gratuito de los pedidos si superan los 120 euros de gasto, mientras que, por otro, ofrece a los compradores la posibilidad de seleccionar una ventana horaria para la recepción de las entregas.

Esta tendencia, consistente en primar ciertos tramos horarios gracias al empleo de aplicaciones informáticas que ayudan a cuadrar los tiempos para ir consolidando y agrupando envíos con el fin de mejorar la gestión de flotas y racionalizar los viajes, parece que poco a poco va ganando terreno en el cambiante mundo del e-commerce.

Además, la cadena también ofrecerá tanto las posibilidades de realizar la entrega en el mismo día del pedido y, de igual modo, la de recoger la compra en el centro comercial de elección del cliente.

Al igual que Mercadona, El Corte Inglés también utilizará vehículos tritemperatura para la distribución de su canal on-line, pero, de manera distinta de la valenciana, seguirá centralizando sus entrgas desde un único centro de proximidad en función de los códigos postales de los compradores para facilitar la preparación de los pedidos y optimizizar la gestión de flotas.