Amazon y Alibaba representan modelos a imitar en la gestión logística del canal de comercio electrónico a nivel mundial.

Con estas referencias, El Corte Inglés parece decidido a iniciar un camino similar de gestión completa de la logística de las entregas de e-commerce, según informa recientemente El Confidencial.

Según este medio on-line, la cadena habría contratado a AT Kearney y a Goldman Sachs para que realicen, respectivamente, un análisis de situación, así como para que busquen una alianza estratégica con algún operador logístico internacional que permita gestionar este canal de una manera casi directa.

Ambas entidades estarían en los pasos preliminares del trabajo encomendado por El Corte Inglés.

Precisamente el canal de comercio electrónico viene experimentando grandes crecimientos en los últimos años y parece haber vivido un extraordinario proceso de maduración durante la crisis sanitaria, en la que se ha consolidado como una alternativa eficaz incluso en mercancías en las que hasta ahora tenía cuotas residuales y con un número más amplio y variado de usuarios.

En este mismo ámbito, El Corte Inglés ha impulsado sus servicios de entrega de pedidos de comercio electrónico en tienda y  desde hace unos meses tiene en marcha servicios de entrega a domicilio con Deliveroo.

Incluso también ha transformado alguno de sus centros en almacenes para el canal on-line, como parte de una reorientación más profunda de la propiedad de sus centros comerciales y almacenes, y desde hace algo más de un año mantiene un alto grado de colaboración con Alibaba.