El último Consejo de Ministros celebrado esta semana ha autorizado a Adif para que pueda licitar el suministro de energía eléctrica verde destinada a servicios de tracción para las operadoras, tanto de viajeros como de mercancías para toda la Red Ferroviaria de Interés General.

En este sentido, el nuevo marco contractual incluye como novedad que cada operador ferroviario podrá desarrollar su propia estrategia de gestión de precios de la energía, con lo que los operadores ferroviarios podrán solicitar coberturas de precio de la totalidad o parte de la energía que tienen previsto consumir en un período temporal determinado.

El presupuesto del contrato de suministro se eleva a 1.850,7 millones de euros, mientras que el período del suministro de energía verde irá desde abril de 2023 hasta diciembre de 2025, incluyendo una posible prórroga por un período máximo adicional de dos años.

De igual modo, los puntos de suministro eléctrico se han distribuido en 16 lotes, atendiendo a criterios de proximidad para minimizar los desvíos de consumo entre los puntos que integran cada grupo y homogeneizar los costes de mercado.

En 2021 el consumo energético para tracción en la red ferroviaria de Adif y Adif AV fue de 2.106 GWh y se prevé que se eleve a 2.414 GWh en 2022 por el incremento de tráfico que ha impulsado la liberalización del transporte ferroviario de viajeros y la entrada de nuevos operadores.

Así pues, el procedimiento negociado que iniciará Adif AV con las empresas suministradoras se concretará en la licitación de una única modalidad de oferta, con el fin de que cada operador pueda decidir el momento, la cantidad de energía y el período temporal para realizar coberturas de precios.

Posteriormente, el administrador seleccionará las tres ofertas más competitivas e iniciará un proceso negociado con los licitadores para conseguir óptimas condiciones.