Después de que los 400 millones inicialmente asignados a las líneas de ayudas del programa Moves III se hayan agotado en casi todas las Comunidades Autónomas, el Gobierno ha decidido incrementar en 225 millones la dotación del plan, que permitirá incentivar la recarga de vehículos eléctricos.

El dato lo ha dado el propio presidente, Pedro Sánchez, en el marco de la feria Genera 2022 en Madrid, donde se ha constituido el nuevo Grupo de Trabajo de Infraestructuras de Recarga del Vehículo Eléctrico, integrado por administraciones, empresas y asociaciones, con el propósito de avanzar en la transición ecológica.

Sánchez ha recordado que las matriculaciones de vehículos eléctricos ya suponen más del 10% del total, y que en menos de un año España tendrá más de 1.000 puntos de recarga, aunque solamente con las ayudas ya solicitadas se prevé que se instalarán otros 27.000 por todo el territorio.

Al mismo tiempo, ha abogado por incrementar el número de modelos de vehículos eléctricos producidos en España y avanzar en el objetivo de situarse a la cabeza del mercado en fabricación de baterías, componentes e infraestructuras de recarga.

Para ello, será fundamental el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado, dotado con una inversión pública de 4.295 millones, cuya primera convocatoria se cerró hace apenas diez días.

El jefe del Ejecutivo ha destacado que los PERTES se traducen en inversiones reales, como la construcción de una gigafactoría en la Comunidad Valenciana y o la planta de fabricación baterías en Extremadura. Asimismo, se han reservado 6.500 millones del Plan de Recuperación para el Plan de Choque de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada en áreas urbanas y metropolitanas.

Grupo de trabajo

El presidente  ha aseverado que la descarbonización de la movilidad es una política que el Gobierno quiere conducir siguiendo los principios de diálogo, destacando el ejemplo de gobernanza público-privada que representa el grupo de trabajo de Infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico.

Desde la Asociación de Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, han valorado positivamente la creación de esta mesa, necesaria para garantizar que el despliegue de infraestructura de recarga se realiza de una forma adecuada y ordenada. De igual manera, creen que la implicación de la administración pública es fundamental para lograr que el vehículo electrificado sea una realidad en España.

El presidente de Anfac, Wayne Griffiths, entiende que este grupo tiene que servir de plataforma para superar ciertas barreras administrativas y regulatorias que ralentizan el despliegue de los puntos de recarga. En concreto, este año será necesario alcanzar los 45.000 puntos de recarga, teniendo que triplicar los registros del año anterior, para cumplir con los objetivos marcados en el PNIEC en 2030.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110