Un reciento estudio europeo, elaborado por el consorcio The Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking, afirma que los camiones híbridos con hidrógeno pueden llegar a introducirse en las flotas en 2030, tras elaborar diferentes escenarios comerciales.

A partir de datos proporcionados por FM Logistic a partir de sus operaciones actuales para ejemplificar uno de los nueve casos de uso. De igual modo, el operador también proporcionó un caso práctico con flujos de datos anónimos de un cliente de bienes de consumo.

El análisis de los registros ha permitido determinar cómo los camiones de combustible híbrido y con motores eléctricos podían contribuir en operaciones de transporte ecológicas y eficientes.

El objetivo de este estudio europeo era determinar los costes directos e indirectos del uso de combustibles de gasolina e hidrógeno y, al tiempo, demostrar en qué escenarios el uso del transporte propulsado por hidrógeno es más apropiado.

En este sentido, el estudio ha demostrado que esta tecnología puede cumplir las expectativas en cuanto a distancia, capacidad de carga, tiempo de repostaje y huella de carbono.

En términos económicos, los resultados mostraron que los camiones de hidrógeno tendrían mayor coste, de cerca de un 23% en 2023, pero también que en 2030 estos camiones serían altamente competitivos respecto a tonelada por kilómetro.

De igual modo, la brecha de esta solución cero emisiones será muy pequeña para el año 2027, de tal modo que esta tecnología de propulsión funcionaría bien en este escenario, con una carga útil elevada y en rutas regulares y predecibles.