En el sexto mes de 2020, el mercado español de vehículos comerciales se ha reducido un 19,5%, llegando hasta las 16.267 matriculaciones. En total, se han entregado un total de 9.371 derivados, furgonetas y pick-ups, un 21,6% menos que en el mismo periodo de 2019.

De ellos, 60 corresponden a derivados de turismo, que se han reducido un 39,4%, mientras las furgonetas han caído un 25,6% hasta las 8.220 unidades. Por su parte, las entregas de pick-ups han anotado un descenso del 35,5%, con 1.091 vehículos. En junio, la marca más vendida ha sido Citroen, con 2.094 unidades.

En cuanto a la demanda de furgones y camiones ligeros, ha caído un 16,4% hasta las 6.896 unidades, destacando la caída del 33,3% en los comerciales ligeros de menos de 2,8 toneladas, con 1.319 unidades.

Además, las matriculaciones de furgones de más de 2,8 toneladas y menos de 3,5 se han reducido un 9,8%, con 4.748 unidades, y las de camiones entre 2,8 y 3,5 toneladas, han caído un 17,9% hasta las 829. En el segmento de los furgones y camiones ligeros, la marca más vendida ha sido Fiat, con 1.064 unidades.

Desde enero, las entregas de comerciales han llegado a las 62.944 unidades, un 45,6% menos. En el segmento de los derivados, furgonetas y pick-ups, la cifra ha sido de 36.186 unidades, lo que representa una caída del 47,9%.

Así, los derivados se han reducido un 67,7% hasta los 156 vehículos, mientras las matriculaciones de furgonetas han descendido un 49,5% hasta las 32.182. Mientras, las pick-ups han retrocedido un 26,1% hasta las 3.848 unidades.

En el segmento de los furgones y camiones ligeros, se han entregado 26.758 unidades, un 42,2% menos. Los comerciales ligeros de más de 2,8 toneladas se han reducido un 45,9% hasta las 5.366 unidades, mientras los furgones de entre 2,8 y 3,5 toneladas han caído un 41,7%, con un total de 17.713, y los camiones de entre 2,8 y 3,5 toneladas se han reducido en un 39,3% hasta las 3.679 unidades.