Fenadismer ha analizado la evolución de las formas y plazos de pago en el sector del transporte por carretera en febrero de 2022 a través del Observatorio permanente de la morosidad, que puso en marcha en julio de 2012.

La encuesta se realiza a partir de una muestra de 800 empresas transportistas titulares de vehículos pesados de servicio público de ámbito nacional, para verificar el grado de cumplimiento de la legislación vigente en materia de morosidad, que establece un plazo máximo de pago de 30 días desde la fecha de prestación del servicio, ampliable a un máximo de 60 si lo acuerdan las partes por escrito.

Los resultados del segundo mes de 2022 apuntan a que los medios de pago preferidos por los clientes de los transportistas son la transferencia, con un 60%, seguido por el confirming, con un 30%, el pagaré, con un 9%, y el cheque, con menos de un 1%.

En lo relativo a los plazos de pago, han incumplido la Ley de Morosidad un 63% de los pagos realizados por los clientes a los transportistas. Además, de ellos un 34% se realizaron a más de 90 días e incluso un 21% a más de 120 días, es decir, a seis meses. Por su parte, la media en los plazos de pago se ha situado en los 78 días de media.

Aunque en octubre de 2021, se aprobó un nuevo régimen sancionador para acabar con esta situación que tanto perjudica al normal desarrollo de la actividad y a la supervivencia de los autónomos y empresas de transporte, sancionando los incumplimientos en materia de plazos de pago con multas de hasta 6.000 euros, que podrán alcanzar los 30.000 en las situaciones reincidentes más abusivas.

Por ello, desde la Federación siguen insistiendo en la necesidad de que los Servicios de Inspección de Transporte, tanto del Ministerio como de las Comunidades Autónomas promuevan de oficio un Plan específico de lucha contra la morosidad con una campaña masiva de control y sanciones a empresas cargadoras, operadores logísticos e intermediarios sobre sus plazos de pago. 

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110