El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, pide una acción coordinada simultánea entre todas las administraciones para sacar adelante todos los planes de inversión que estén lo suficientemente maduros de manera que se pueda arrastrar a la inversión privada.

A su juicio, con esta actuación se podría “hacer lo más breve posible esta crisis» y evitar el cierre de empresas, en un contexto en el que, según Martínez, «no hay restricción al crédito, disponemos de una baja inflación y de superávit exterior».

Los datos que maneja el presidente del puerto de Valencia indican que el impacto inicial del coronavirus en España puede rondar entre un mínimo de 150.000 millones y un máximo de 250.000 millones de euros, aunque también prevé que la recuperación sea más rápida, dado que no hay pérdida del tejido productivo.

En consecuencia, el PIB del país podría haberse recuperado en un plazo de dos años, toda vez que «las señales indican una larga convergencia a una situación normal, pero más rápida de lo esperado”.

En opinión de Aurelio Martínez, “la intervención en la economía debe ser masiva ya que el impacto económico también lo va a ser, es necesario que haya una coordinación estrecha entre política monetaria y fiscal y es necesario que la UE actúe coordinadamente porque, en caso contrario, el impacto negativo será más perceptible y duradero”.

Para ello, Martínez pide que se impulse el consumo mediante medidas de apoyo a las familias en situación precaria y que se garanticen los ingresos a los trabajadores

En este mismo sentido, también es imprescindible salvar el tejido empresarial apoyando con toda la liquidez a las empresas que lo necesiten y posponiendo el tiempo que sea necesario los pagos de impuestos para evitar que las quiebras de empresas arrastren al sistema financiero.

Además, Martínez también ha defendido que es necesario evitar a toda costa el colapso de nuestra infraestructura turística e impedir la adquisición de las grandes empresas españolas a precio de saldo.

Pese a todo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia prevé una caída muy considerable del PIB en el primer y el segundo trimestre del 2020 que puede superar el 11%, con una suave recuperación a partir del tercer trimestre.