Enmiendas al proyecto de LOTT del Gobierno:• Presentadas por el Partido Popular, que puede descargarse en este enlace (en formato pdf, de 80 páginas, y  3 Mb)
• Presentadas por PSOE, que puede descargarse en este enlace (en formato pdf, de 57 páginas, y  Mb)
• Presentadas por CiU, que puede descargarse en este enlace (en formato pdf, de 63 páginas, y  1,8 Mb)
• Presentadas por el resto de grupos parlamentarios, que puede descargarse en este enlace (en formato pdf, de 105 páginas, y  3,7 Mb)

El proyecto de Ley de Ordenación del Transportes Terrestres que el Gobierno presentó al Parlamento el pasado 14 de diciembre ha recibido finalmente un total de 218 enmiendas presentadas por todos los grupos parlamentarios. 

El mayor número de enmiendas al articulado ha sido presentado por el grupo parlamentario de Izquierda Plural, que engloba a IU, ICV-EUiA y CHA, con un total de 57 enmiendas. Este importante número de enmiendas se entiende si se tiene en cuenta que este grupo presentó en su momento una enmienda a la totalidad del proyecto por el que pedía su devolución al Gobierno, medida que fué rechazada en el pleno celebrado el pasado 14 de marzo por una amplia mayoría.

El partido socialista también ha presentado una importante batería de objeciones al articulado del proyecto. Como adelantó cadenadesumistro.es este miércoles, los socialistas proponen un total de 56 cambios en el proyecto de LOTT.

El siguiente grupo por volumen de enmiendas es CIU, con un total de 38 mientras que el partido que sustenta al Gobierno, el PP, ha presentado otras 28 enmiendas. Dada la mayoría que el PP en la Comisión de Fomento, es muy probable que un importante número de las enmiendas del PSOE y de Izquierda Plural sean rechazadas si bien el grupo popular ya se ha mostrado partidario de aceptar algunas sugerencias de otros grupos con el fin de aprobar de la nueva LOTT con el mayor consenso posible.

El PP también acepta la acción directa, pero limitada

Dentro de las enmiendas de los populares, destaca la inclusión de la acción directa  del transportista. Según detalla explícitamente la propuesta popular “En los supuestos de intermediación en la contratación de transportes terrestres, el porteador tendrá acción contra el cargador principal y todos los que, en su caso, le hayan precedido en la cadena de subcontratación, hasta el importe que éstos adeuden a quienes les han sucedido al tiempo de la reclamación, salvo en el supuesto previsto en el artículo 227.8 de la Ley de Contratos del Sector Público, cuyo texto refundido fue aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre”.

Según el PP la justificación de esta enmienda es porque “desafortunadamente, en el mercado español de transportes las cadenas de intermediación son a veces muy  largas, contemplando una multiplicidad de subcontrataciones sucesivas, se trata de dar idéntico derecho para reclamar contra el cargador principal y cuantos le hubiesen sucedido en la cadena de subcontratación, a todos los porteadores que, uno tras otro, van asumiendo la obligación de efectuar el transporte».

Sin embargo, la enmienda popular es sustancialmente más enrevesada en su redacción que la propuesta por el PSOE que se limita a señalar que “En los supuestos de intermediación en la contratación de transportes terrestres, el transportista que efectivamente haya realizado el transporte tendrá acción contra el cargador principal o el destinatario, en caso de impago del servicio de transporte por parte del intermediario, salvo en el supuesto previsto en el artículo 227.8 de la Ley de Contratos del Sector Público, cuyo texto refundido fue aprobado por el RD Legislativa 3/2011”.

Por lo tanto, mientras que en la enmienda socialista se faculta para que el transportista pueda reclamar hasta el cargador principal o el destinatario en caso de impago por parte del intermediario, el PP opta en su propuesta por limitar esta acción directa hasta el intermediario que no haya pagado al transportista, con lo que en la práctica se evita reclamar al cargador principal.