transporte por carretera La Rioja N-232

La red viaria española tiene un déficit de conservación de más de 6.600 millones.

Tras anunciar el Ministerio de Fomento un plan de inversión de 5.000 millones de euros en carreteras, desde el PSOE han lamentado que esta decisión no se haya debatido previamente con los grupos parlamentarios, por lo que han solicitado una comparecencia del ministro, Íñigo de la Serna.

Se trata de una cantidad que, en palabras del portavoz socialista de Fomento, César Ramos, pagarán los españoles a 30 años, siendo previsible que «haya gobiernos de distinto signo y que dicha inversión tenga una gran influencia en distintos ámbitos”.

En este sentido, ha denunciado que España está «a la cola de Europa en inversión pública», insistiendo en que la cifra «parece insignificante» si se tiene en cuenta «el deterioro de la red viaria española«, con un déficit de conservación de más de 6.600 millones.

Por ello, ha solicitado que se pueda modificar la sistemática del plan de carreteras, llegando a acuerdos con Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, agentes sociales, organizaciones referentes y grupos parlamentarios.

Mayor concreción y transparencia

Además, ha exigido mayor concreción por parte del Ejecutivo en «los criterios para la planificación y la puesta en servicio de infraestructuras de transporte» y ha vuelto a poner sobre la mesa la propuesta sobre un Pacto Nacional de Infraestructuras.

Para Ramos, es fundamental que los criterios de inversión estén basados en la cohesión territorial y la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, así como contar con indicadores para hacer un seguimiento del resultado.

A su juicio, la «falta de transparencia» dificulta conocer aspectos como las previsiones de finalización de obra, la repercusión de su puesta en servicio o el coste final, por lo que ha reclamado la puesta en marcha de una Plataforma de Transparencia que obligue al Gobierno a publicar el estado de las inversiones en carreteras.