Terminal de contenedores del puerto de Amberes, Bélgica

No solamente se deben controlas las emisiones relativas al consumo energético, sino a un gran número de procesos industriales.

Con el objetivo en mente de reducir un 35% las emisiones de CO2 para 2030, la Autoridad Portuaria de Amberes y el operador de infraestructuras gasistas Fluxys están colaborando en un proyecto medioambiental.

En la primera fase, están estudiando la viabilidad de ciertas soluciones para absorber el CO2 de las industrias del puerto, transportarlo a través de una tubería o un buque y reutilizarlo o almacenarlo. Si los resultados son positivos, la intención es promover iniciativas conjuntas en este sentido.

Las industrias del puerto se han convertido en el motor de la economía belga y en los últimos años, han realizado grandes esfuerzos para potenciar su sostenibilidad. En lo que se refiere a las emisiones de CO2, sin embargo, es preciso poner en marcha un enfoque más amplio.

Para medir los efectos del calentamiento global, es necesario contar con diferentes soluciones, ya que no solo se deben controlar las emisiones de dióxido de carbono relativas al consumo energético, sino a un gran número de procesos industriales que también generan este tipo de emisiones.

Fluxys trabaja en el desarrollo de un sistema que combine la captura de CO2, su reutilización y almacenamiento, el cambio de combustibles fósiles a gas natural, la introducción del gas ecológico y la llegada de tecnologías gasistas innovadoras de bajo consumo energético.