Sixte Cambra, presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, en la misión comercial del puerto en Mexico

De izda a dcha: El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila; el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, y el director general de Fomento y Administración Portuaria, Fernando Gamboa

El puerto de Barcelona quiere ser el socio de México en Europa y el Mediterráneo y ser la puerta de entrada de los productos mexicanos de exportación con destino a la Península Ibérica y el viejo continente.

Así lo ha manifestado el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, ante más de 200 empresarios mexicanos en una jornada en México DF en el marco de la misión comercial que el enclave portuario lidera en el país latinoamericano y que tiene como objetivo impulsar el comercio exterior y crear nuevas oportunidades de negocio entre ambas regiones.

«Queremos ser el socio de México en el Mediterráneo», ha aseverado Cambra, que ha asegurado que el puerto de Barcelona es el «mejor» ‘hub’ de entrada para los productos mexicanos y el puerto de origen más competitivo para las importaciones mexicanas procedentes de Europa.

El consejero Vila, que ha asistido a la jornada, ha destacado que hay más de 340 empresas catalanas instaladas en México, así como 20 compañías mexicanas establecidas en Cataluña, y ha añadido que la comunidad catalana sigue con atención la agenda reformista del país latinoamericano.

«Tenemos 11 reformas estructurales en marcha con el objetivo de alcanzar una capacidad operativa de 500 millones de toneladas de carga entre todos los puertos», ha explicado Gamboa, que ha añadido que los puertos mexicanos son líderes en América Latina.

Del conjunto de España, Cataluña es el principal socio comercial de México con una cuota de mercado del 34%, y en 2013 el comercio marítimo entre ambas regiones ascendió a 1.027 millones de euros.

«Barcelona es el principal puerto español en intercambio de carga con México por valor de las mercancías, 980 millones de euros en 2013, con una cuota de mercado del 32%», ha concluido Cambra.