La Autoridad Portuaria de Barcelona ha nombrado a sus primeros 21 embajadores de sostenibilidad, cuyas acreditaciones ha entregado la propia presidenta, Mercè Conesa.

Se trata de representantes de empresas y asociaciones del puerto que han destacado por su compromiso con la sostenibilidad, y tienen el objetivo de difundir estos valores entre las diferentes organizaciones y personas que integran la comunidad portuaria.

Así, tratarán de explicar qué se ha hecho hasta ahora y cuáles son los proyectos en marcha para conseguir que esta infraestructura siga creciendo bajo criterios de sostenibilidad social, económica y medioambiental.

La figura del Embajador de Sostenibilidad fue creada en 2019 dentro del Plan de Sostenibilidad Sectorial del puerto, pero debido a las restricciones por el Covid-19, los nombramientos oficiales se han retrasado hasta ahora.

Durante este tiempo, los embajadores han conseguido mantener su actividad y el número de empresas adheridas al Plan de Sostenibilidad Sectorial ha llegado a 89.

Su labor, ha dicho Conesa, también debe centrarse en dar a conocer los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, de modo que puedan convertirse en una realidad. En este sentido, desde el puerto buscan seguir creciendo y generando prosperidad para el país y los ciudadanos, aplicando al mismo tiempo criterios de sostenibilidad.