La Autoridad Portuaria de Cádiz ha recuperado por fin el tráfico de cruceros con la llegada del minicrucero Belle de Cadix a la dársena de El Puerto de Santa María, tras seis meses de prohibición de este tráfico por la alerta sanitaria del Covid-19.

Desde el pasado 12 de marzo, la Orden PCM/216/2020 prohíbe el atraque de cruceros turísticos en puertos españoles, con algunas excepciones. Sin embargo, este buque no está sujeto a dichas limitaciones al escalar exclusivamente en puertos del país.

Ha llegado hasta la instalación gaditana con un pasaje reducido, compuesto por 48 pasajeros y 28 tripulantes. Todas las exigencias y protocolos de seguridad han sido certificados por Croisi Europe a través de la sociedad de clasificación Bureau Veritas.

En este caso, ha partido del puerto de Huelva y su próximo destino será el de Sevilla. Se prevé que en futuras escalas, además del atraque en El Puerto de Santa María, también lo haga en Cádiz, como viene siendo habitual.