La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha cerrado el primer trimestre de 2022 con un crecimiento del 13,9% en sus tráficos, hasta las 2.581.004 toneladas. Además, se trata de su mejor inicio de año de los últimos tres, pues está creciendo como no lo hacía desde 2019 y también algo más rápido que el conjunto del sistema español de dársenas de interés general.

El tráfico de graneles sólidos ha crecido un 35,6% hasta las 1.674.334 toneladas, mientras que el de graneles líquidos se ha reducido en un 5,9% hasta las 773.022, y la mercancía general ha caído un 36% hasta las 131.340 toneladas.

El ránking de mercancías está encabezado por la bauxita, con 1.087.228 toneladas movidas, y la alúmina, con 444.124, seguidas por el gas natural licuado, con 335.698 toneladas, el fueloil, con 231.441, los aceites, con 91.725, y el carbón, con 82.500.

Además, la mercancía contenerizada ha superado por primera vez en un trimestre inicial de año la barrera de las 40.000 toneladas, hasta alcanzar las 41.204. El tránsito de cargas en contenedor ha aumentado un 15,7% en toneladas y un 6,7% en TEUs, hasta los 3.853.

Entre los tráficos de mayor importancia, el mejor de los progresos ha sido el de los aceites, con un repunte del 622,5%, y el fueloil, con un 70%. También avanzaron, incluso a niveles de máximos históricos, la alúmina y la bauxita, con sendos ascensos del 48,3% y el 31,7%.

En cualquier caso, desde la Autoridad Portuaria miran con cautela al futuro, ante el descenso del tráfico de carbón y están trabajando para diversificar aún más los tráficos e impulsar el uso de energía verde.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110