La Autoridad Portuaria de La Coruña continúa con las intervenciones encaminadas a actualizar la situación de los muelles de Batería y Calvo Sotelo.

En el mes de marzo comenzará en el de Calvo Sotelo el desmantelamiento de los silos de Bunge Ibérica,que ha trasladado sus operaciones al Puerto Exterior.

La obra, que realizará el propio puerto aunque será sufragada por la empresa, ha sido adjudicada a Demoliciones Javier Ares por 37.000 euros, con un plazo de ejecución de cinco semanas.

Es el primer paso para la liberación del muelle, un proceso que continuará, previsiblemente a comienzos de 2022, con la demolición de las instalaciones de Oleosilos de Galicia, adquirido por el grupo Nogar, que ha iniciado la construcción de su nueva terminal de aceites y melaza en Punta Langosteira.

Asimismo, en el muelle de Batería se asfaltará la parcela que venía ocupando Alu Ibérica y se adecuará una nave de 2.000 m² contigua, para abrir la dársena al uso público a partir del próximo verano.

En este ámbito, se ha decidido suspender hasta que se tome una decisión al respecto la demolición de los silos y el edificio anexo que ocupaba una antigua cementera, al estimarse que pueden ser aprovechables para usos ciudadanos.

Además, se llevarán a cabo las obras de limpieza y renovación de la pintura del cierre perimetral, comenzando por el frente del muelle de Batería.

La Autoridad Portuaria también ha iniciado una serie de intervenciones para renovar la imagen exterior del puerto. En esta línea, está preparando la limpieza y restauración del mural cerámico que preside el acceso al puerto, con una propuesta de actuación dirigida a evitar futuras alteraciones.