La Autoridad Portuaria de La Coruña ha inaugurado en Punta Langosteira nuevo sistema automático de recogida de muestras para el control de calidad de los cereales y todos los graneles agroalimentarios, en el que se han invertido en total 150.000 euros.

Esta nueva dotación, que permite agilizar el proceso de inspección de los productos para alimentación de la cabaña ganadera, se ha incorporado gracias al acuerdo alcanzado por el puerto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Asociación Gallega de Fabricantes de Alimentos Compuestos, Agafac.

Permite muestrear una media de 60 camiones a la hora, frente a los seis camiones a la hora del método manual y los 12 de una furgoneta toma-muestras. La gran rapidez y eficacia del dispositivo redundará en beneficio de un sector en el que los controles deben ser cada vez más precisos.

Los cereales son un tráfico muy destacado para el Puerto Exterior, que mueve dos millones de toneladas al año. Además, desde 2015 ha acogido 400 operaciones de descarga de cereales, que suman cinco millones de toneladas.

Pérez Torres, Galigrain y TMGA han dispuesto ya grandes almacenes con medios mecánicos de última generación y siguen acometiendo inversiones y ampliaciones. Cuentan con 140.000 m² de superficie concesionada para el almacenamiento y distribución de cereales, y sus inversiones en Langosteira para este sector suman más de 50 millones.

La confirmación de que llegará hasta allí el ferrocarril gracias a los fondos ‘Next Generation’ es un gran respaldo para estas empresas, para los proyectos de la Autoridad Portuaria y para los futuros operadores de la dársena. Desde el puerto confían en que la obra podrá licitarse este próximo otoño.

CdS suscribete-maritimo-900