Muelle Adolfo Reboredo del puerto de Marín

El puerto de Marín cuenta con una terminal de fruta a pie de muelle con capacidad de almacenamiento frigorífico de 5.000 palets.

Tras mover más de 125.000 toneladas de fruta y hortalizas el año pasado, la terminal de fruta del puerto de Marín mantiene su ritmo de crecimiento con el fin de consolidarse entre los cinco primeros de España en importación de frutas y verduras, junto a Algeciras, Valencia, Tarragona y Barcelona, según sus propios datos.

Marín se ha convertido en el principal puerto frutero del Arco Atlántico gracias, en gran parte, al servicio integrado con conexión marítima directa, almacenaje, clasificación y distribución a toda la península ibérica.

A las instalaciones para productos hortofrutícolas del enclave gallego llegan frutas y verduras de países como Costa Rica, Colombia, Ecuador, Chile o Guatemala, entre otros, que después se despachan a diferentes destinos en los mercados español y portugués.

El puerto pontevedrés cuenta con una terminal de fruta a pie de muelle con capacidad de almacenamiento frigorífico para 5.000 palets, seis muelles de carga, ocho cámaras frigoríficas, 1.000 m² climatizados para clasificación y distribución, 500 conexiones reefer, 5.000 m² de explanada contigua, además de 520 metros de atraque en dos muelles, así como con una terminal de contenedores con 500 metros lineales de atraque.

Además, la reciente ampliación del puesto de inspección fronteriza del puerto le permite llegar a dar servicio a un total de diez muelles de carga y responder a las necesidades de la industria del frío en el puerto.