La Autoridad Portuaria de Santander ha dado inicio esta misma semana a los trabajos de demolición de 19.000 m² de naves en los muelles de Maliaño.

Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de 530.000 euros y que ejecuta Cuevas, tienen un plazo de ejecución de cinco meses y suponen un nuevo avance en la configuración de la zona para la recepción de ferries de GNL en 2023.

En este sentido, las labores constituyen un paso fundamental para la instalación de la nueva terminal de ferries, que incluye la estación de suministro de GNL y la construcción del muelle de Maliaño en sus tramos uno a cuatro.

Tras la demolición de estas naves, los responsables del enclave cántabro tienen previsto iniciar el próximo mes de octubre la urbanización del parking de la terminal de ferries por un importe de dos millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses.

Mientras tanto, han comenzado también los trabajos de pilotaje del nuevo tablero del futuro muelle por el lado del tacón donde se situará la nueva rampa ro-ro que permitirá recuperar una longitud de atraque de 375 metros y ocho de calado, con la posibilidad de incrementarlo hasta 9,5 metros mediante dragado.

De este modo, el muelle estará listo para el atraque de buques ro-ro cargo y buques ro-pax, así como para cruceros. Por otra parte, la construcción de una instalación de suministro de GNL, ya en marcha, culminará a finales de 2022.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px