El puerto de Santander acogerá la mayor planta portuaria de descarga y almacenamiento de fertilizantes licitada este año en España. El proyecto, adjudicado a Calero Indaisa, constituirá una de las más avanzadas plantas de transporte, pesado automático y almacenamiento de fertilizantes en pellets o gránulos.

La compañía española, junto con otras empresas de su grupo, se encargará del montaje y puesta en marcha de un sistema de mecanización automatizada en la terminal portuaria del enclave cántabro sobre una parcela ubicada en una zona de rellenos ganados al mar.

La capacidad de transporte, pesaje automatizado y almacenamiento será de 550 ton/h con una producción estimada de 80.000 ton/año.

La terminal, diseñada para ser operada en automático, está ubicada cerca de áreas residenciales y, por lo tanto, se han valorado muy positivamente los sistemas presentados diseñados específicamente por la ingeniería de Calero Indaisa para minimizar las emisiones de polvo.

El fertilizante, una vez descargado y pesado, se enviará al almacén por una red de cintas transportadoras, donde algunas de ellas supera los 150 metros de longitud. El reparto del producto en el interior del almacén se realizará con la ayuda de un elemento mecánico especialmente diseñado al efecto.

La instalación contará para su gestión con varios sistemas interconectados, que permitirán tener en todo momento el control global de las instalaciones siendo muy importante el registro de consumos eléctricos y su reducción gracias al sistema de gestión diseñado.