La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) se desmarca del de Barcelona al asegurar que la propuesta del Ministerio de Fomento de crear un fondo con 100 millones de euros mediante aportaciones de los recursos que logren los puertos españoles de interés general resulta ‘interesante’ para garantizar y mejorar infraestructuras viarias y ferroviarias en los accesos a los recintos que gestionan las mercancías transportadas vía marítima, según lo publicado en el diario regional Levante.

El puerto de Barcelona, empresarios e instituciones con negocios en sus muelles han rechazado de plano el nuevo ‘Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuaria’ propuesto, que quiere aprobar el Gobierno a través de un decreto.

Según este proyecto, cada puerto debería aportar un 50% de sus beneficios anuales para financiar las obras de conectividad terrestre de las 28 autoridades portuarias del sistema portuario español.

En el caso del enclave catalán, esto supondría una aportación de 37,3 millones de euros, ya que en 2013 registró unas ganancias de 74,6 millones. El de Valencia ganó 6,9 millones, con lo que su aportación se elevaría a 3,5 millones, según la cuenta de explotación de 2013.

Garantizar la autonomía de gestión

Según el presidente de la APV, Rafael Aznar, “la creación de un fondo de accesibilidad es una propuesta que hemos valorado interesante, pues significa considerar como cuestión de Estado el fortalecimiento de los nodos considerados transcendentes para la competitividad del comercio exterior de acuerdo con unos criterios claramente expresados por Europa para mejorar la conectividad, eficiencia y sostenibilidad”.

Con todo, desde la Autoridad Portuaria de Valencia, se asegura que resulta necesario “dejar claro que estas iniciativas deben ajustarse con precisión a su objeto, que es atender necesidades de los puertos estratégicos del sistema portuario español y, por tanto, nunca entenderse como café para todos”.

En su opinión, es necesario plantear respuestas al reto de la concentración de líneas marítimas, optimizando y concentrando también nodos logísticos terrestres, así como mejorando la conectividad”, apunta el presidente del puerto valenciano.

Los gestores de la APV insisten en que Fomento debe garantizar la autonomía de los puertos. “En todo caso y sin profundizar más en mi valoración hasta conocer mejor su contenido, esta propuesta debería desarrollarse respetando la autonomía de gestión y la capacidad de competir de los puertos que estipula la ley del sector”, puntualiza Aznar.