instalacion-de-tanques-de-gas-en-el-ferry-abel-matutes-de-balearia

El plan de la naviera pasa por la remotorización y adaptación de cinco buques para ser propulsados por GNL, a los que se sumará un sexto en 2021.

La financiación comunitaria y en especial, el programa CEF Blending, ha sido clave en los últimos años para la puesta en marcha de diversos programas de sostenibilidad medioambiental en el puerto de Valencia.

Así se ha señalado durante la sesión ‘Financiación europea: oportunidades y casos de éxito‘ organizada por la Autoridad Portuaria, la Fundación Valenciaport y Balearia en el marco del proyecto LNGhive2 Green & Smart Links. La estrategia ambiental del puerto está centrada en la política ambiental, el fomento de la intermodalidad, la eficiencia energética y la inversión en energías renovables.

Actualmente, su objetivo es alcanzar las cero emisiones netas de cara al año 2030, por lo que buena parte de las inversiones en este ámbito se han destinado a incrementar la eficiencia energética de los recintos, que ha permitido reducir la huella de carbono en el periodo 2008-2016 un 17%.

En los próximos años, dedicarán muchos recursos a la implantación de energías renovables para conseguir ser más autosuficientes energéticamente en un plazo de entre cinco y siete años. En este contexto, se está tramitando un proyecto para la instalación de siete torres de energía eólica con una potencia total de 12 MWh, y en el segundo semestre del año, se licitará la instalación de 800 kWh de energía solar fotovoltaica.

El proyecto de Balearia

Por su parte, desde Balearia, uno de los principales clientes del puerto, han señalado el gran esfuerzo que ha supuesto su proyecto para impulsar el uso del gas natural, que ha requerido un fuerte soporte de la Unión Europea.

Su plan pasa por la remotorización y adaptación de cinco buques para ser propulsados por esta energía, más limpia y respetuosa con el medio ambiente, que implica la reducción de las emisiones de CO2 hasta en un 35%, de NOx en un 85%, y de azufre y partículas en un 100%.

De los cinco buques incluidos en el proyecto, el Nápoles ya está navegando con GNL y se espera que el Abel Matutes esté finalizado y totalmente operativo a principios de julio. Además, la naviera cuenta con tres ferries de nueva construcción propulsados por Gas Natural Licuado, el primero de los cuales está operativo desde el inicio de 2019, y tiene previsto remotorizar un sexto buque en 2021.