Puerto Exterior de La Coruña Punta Langosteira

La superficie objeto de concesión se ha incrementado un 50% en un año.

La Autoridad Portuaria de La Coruña ha realizado algunas aclaraciones en relación al último informe del Tribunal de Cuentas Europeo sobre el transporte marítimo, en el que se realizan apreciaciones acerca de algunas infraestructuras portuarias europeas, entre ellas el Puerto Exterior de Punta Langosteira.

Así, el estudio señala que la operatividad del puerto se ve condicionada por la falta de conexión ferroviaria. No obstante, esta cuestión será solventada próximamente tras la adjudicación en junio de la redacción del proyecto constructivo, que estará finalizado en junio de 2017, quedando las obras totalmente finalizadas antes de 2021.

También se indica que su utilización actual es del 10%, pero la visita efectuada por el Tribunal se produjo  en junio de 2015. En ese momento, se habían contabilizado 900.000 tn de mercancías cargadas y descargadas desde la puesta en servicio del recinto, en septiembre de 2012.

Actualmente, la cifra ha aumentado hasta los 2,7 millones de toneladas, lo que supone que en 15 meses se ha triplicado la actividad y se espera que continúe esta tendencia.

Se ha incrementado la superficie ocupada

Con respecto a la ocupación de superficie, la Autoridad Portuaria admite que en 2015 había concesiones por un total de 83.000 m², pero aclara que a día de hoy, esa superficie es de 128.000 m², lo que representa un incremento del 50% en solo un año.

También recuerda que Repsol ha reservado un terreno de 285.000 m², Alcoa se instalará en 2017 y se están manteniendo contactos con otras empresas que tienen intención de instalarse en el recinto.

En definitiva, las apreciaciones del Tribunal de Cuentas corresponden a los tres primeros años de vida de un puerto planificado y diseñado para ser explotado durante las próximas décadas.

La propia Comisión Europea ha indicado en su respuesta al informe que los proyectos portuarios requieren un largo periodo de planificación y construcción, y que en ellos intervienen numerosos factores. De hecho, no están diseñados para llegar al máximo de capacidad en un plazo de 5 años, sino que tienen una capacidad prevista para 20 o más años.

También ha recalcado que la inversión de los puertos españoles se ha llevado a cabo según los planes previstos, y que las autoridades portuarias están planeando inversiones adicionales para desarrollar aún más la actividad, que ha aumentado desde la última fiscalización del Tribunal.