Contaminación por las chimeneas de los barcos

Las emisiones del transporte y almacenamiento suponen casi el 11% del país.

El esfuerzo que está haciendo el sector de transporte y almacenamiento por reducir sus emisiones contaminantes empieza a tener frutos especialmente en aquellos segmentos que, tradicionalmente, siempre se habían considerado más contaminantes.

En este sentido, el transporte y almacenamiento español emitió un total de 36,17 millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera en 2015, un 1,18% menos que en 2014, según el Instituto Nacional de Estadística.

Así pues, el sector logístico y de transporte de nuestro país constituye el 10,68% del total de 338,63 millones de toneladas de gases de este tipo que se vertieron al aire en España en 2015 y que, por su parte, supusieron un crecimiento de un 3,5% anual.

Con mayor detalle, el transporte y almacenamiento fue responsable de emitir 35,44 millones de toneladas de dióxido de carbono en 2015, un 12,7% del país, 28.500 toneladas de metano, un 0,1% del total, y 329.400 toneladas de óxido nitroso, un 2% del país en el año.

De este modo, entre 2014 y 2015, las emisiones de dióxido de carbono del transporte y almacenamiento se han reducido un 0,49%, las de metano han caído un 7,47% anual y las óxido nitroso han descendido un 1,23% entre ambos ejercicios.

Transporte terrestre, almacenamiento y actividades postales reducen sus emisiones

Por ramas de actividad, 27,58 millones de toneladas de gases de efecto invernadero corresponden al transporte terrestre, un 5,66% menos que en 2014, 6,17 millones de toneladas corresponden al transporte aéreo, un 17,6% anual más, y 1,49 millones de toneladas al transporte marítimo, un 30,32% más que en 2014.

Así mismo, el segmento de almacenamiento y actividades anexas al transporte vertió 711.400 toneladas de gases contaminantes a la atmósfera en 2015, un 0,63% anual menos, mientras que las actividades postales y de correo emitieron 216.100 toneladas, un 16,18% menos que en 2014.

Consecuentemente, el transporte terrestre constituye un 76,26% de las emisiones contaminantes del sector logístico y de transporte español en 2015. A continuación, el transporte aéreo supone un 17,07% y el transporte marítimo suma un 4,11%.

De igual modo, el almacenamiento y actividades anexas al transporte se queda en un 1,97% de las emisiones de gases contaminantes del sector en 2015, mientras que el 0,6% restante corresponde a actividades postales y de correo.