Locomotoras diésel de Renfe

La organización sindical reclama un rejuvenecimiento de la plantilla.

El Sindicato de Circulación Ferroviario, SCF, ha convocado un paro de 23 horas el día 5 de diciembre y paros parciales los días 13, 21 y 28 de cuatro horas por turno en el colectivo de regulación y gestión del tráfico por ferrocarril, después de que la Comisión de Conflictos finalizara sin acuerdo.

El sector denuncia en primer lugar la falta de personal, ya que los puestos de trabajo se quedan sin cubrir «a costa de aumentar el trabajo del resto«. En este sentido, el SCF ha aludido a la necesidad de mantener unas condiciones psicofísicas «difíciles de conservar» por la elevada edad media de los trabajadores y ha vuelto a reclamar el rejuvenecimiento de la plantilla.

El SCF ha presentado sus reclamos en distintas ocasiones ante Adif, la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y el Ministerio de Fomento los motivos del conflicto, sin que hasta el momento se hayan tomado medidas al respecto.

Una de las principales quejas está relacionada con el «notable abandono» del mantenimiento de la infraestructura ferroviaria. El sindicato lamenta el accidente ocurrido recientemente en Barcelona por desprendimientos de tierra y piedras, e insiste en que ya habían advertido sobre las repercusiones que podía tener en las instalaciones de seguridad esta falta de mantenimiento.

Por otro lado, desde la organización sindical explican que al tratarse de una empresa pública en la que la política influye en los nombramientos de sus dirigentes, son constantes los cambios organizativos que provocan «una falta de proyecto«.

Igualmente, critican la opacidad y escasa transparencia en los procesos internos de promoción profesional, ya que muchas vacantes se siguen cubriendo mediante relevos de los trabajadores sin que se consolide el puesto. También asegura que la empresa se niega a publicar las notas obtenidas por los trabajadores en los procesos de selección para la Estructura de Apoyo.