Operativa de carga de contenedores en la terminal Termavi del puerto de Vigo

Operativa de carga de contenedores en la terminal Termavi del puerto de Vigo

El tráfico de mercancías en el puerto de Vigo ha crecido un 6,35% durante los diez primeros meses del año, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Así lo ha confirmado el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique César López Veiga, tras la reunión ordinaria del Consejo de Administración del puerto gallego.

Destaca el incremento en mercancías como la pizarra (+130%), o los productos químicos (+75,29%) y las conservas (+29,90%), entre otras.

Especial relevancia merece el tráfico de mercancías entre Vigo y Saint Nazaire que se ha visto incrementado en un 27,7% hasta el pasado mes de octubre, al registrar un total de 334.493 toneladas movidas a lo largo de este año, frente a las 262.024 toneladas del mismo periodo de 2014.

Por otra parte, los datos registrados de buques también evolucionan positivamente, presentando unos datos de crecimiento en número, pasando de 1.360, en el año 2014, a 1.405, en el año 2015, mientras que los GTS se incrementan en un 13,07%, en la comparativa de los diez primeros meses del año.

Concesiones Beiramar

Asimismo el Consejo de la autoridad portuaria ha aprobado la extinción, por renuncia del titular, de la concesión administrativa otorgada a Frigoríficos Berbés. El administrador concursal renuncia así a esta concesión, que pasa a manos de la Autoridad Portuaria de Vigo.

Hay que recordar que esta concesión, de 2.174 m² de superficie, ha quedado destruida tras sufrir varios incendios en menos de dos años, el último de ellos en 2013. La intención de la Autoridad Portuaria de Vigo es volver a concesionar para que el futuro titular la ponga en valor.

Por otra parte, tras la finalización de la autorización otorgada a Pescapuerta, el consejo ha aprobado el pliego de bases para la celebración de un concurso público con el fin de seleccionar una oferta que será objeto de tramitación de una concesión administrativa para ocupar la nave industrial que esta empresa tenía dentro de la zona de servicio del Puerto, con destino a industria frigorífica y actividades complementarias de la misma.

Del mismo modo, el Consejo de Administración ha aprobado la ampliación en seis meses del plazo para la realización de las obras de adaptación de la concesión otorgada a Frigalsa con destino a instalación frigorífica.

Las obras quedaron paralizadas por el incendio que sufrió la nave a principios de agosto. Estas obras, ya reanudadas, suponen la reutilización de un frigorífico que, después de la situación de crisis que atravesó la empresa Freiremar, había sido abandonado, y ahora supondrá el regreso de nueva carga, de pesca congelada.