foto-muelle-quimica-de-tarragona

Los graneles líquidos han avanzado un 10,6% y los sólidos un 8,6%.

El puerto de Tarragona ha registrado un crecimiento del 10% hasta octubre, impulsado por el aumento de los productos siderúrgicos, la pasta de papel, los vehículos y los animales vivos, entre otros. Aunque el décimo mes del año ha estado marcado por un descenso del tráfico del 19,6%, con 2,8 millones de toneladas, en el acumulado prácticamente todas los segmentos han cerrado en positivo.

Conviene remarcar que octubre de 2016 fue el segundo mejor mes en tráfico de mercancías de la historia del puerto tarraconense, alcanzando los 3,5 millones de toneladas, lo que explica el descenso en el mismo periodo en la comparativa anual.

A nivel mensual, destaca el movimiento de mercancía general convencional, que ha repuntado un 73,9% hasta las 161.486 toneladas, y el de vehículos, con 16.532 unidades que suponen un incremento del 57,7%.

En el conjunto del año, este tipo de productos han crecido un 27,1%. Cabe señalar el incremento del 8,7% en el tráfico de productos siderúrgicos y el del 29,4% en la pasta de papel. Además, el movimiento de automóviles y piezas de automoción ha aumentado un 35,3% en toneladas y un 32,7% en unidades.

Hasta octubre, los graneles líquidos han avanzado un 10,6% y los sólidos un 8,6%, aunque la carga general en contenedores y la de cereales, piensos y harinas han caído un 29,3% y un 11,9% respectivamente. El tráfico de crudo y otros productos petrolíferos ha sido el más destacado, con 18,47 millones de toneladas en estos 10 meses.