El puerto de Tarragona consolida la tendencia al alza en su tráfico portuario al encadenar cuatro meses consecutivos de incrementos hasta alcanzar el máximo anual el pasado mes de octubre.

Ese mes, el enclave catalán ha movido un total de 2,74 millones de toneladas movidas, superando incluso los meses antes de la pandemia y a los del mismo mes del año pasado, con lo que el registro del décimo mes de 2020 se coloca como el más elevado de los últimos 13 meses para la dársena.

Aún así, hasta finales de octubre, el tráfico del recinto portuario tarraconense suma 22 millones de toneladas, un 21,7% menos que en los diez primeros meses de 2019, caída que se debe al impacto de la covid-19, así como a la pérdida del tráfico de sal potásica y al descenso de la demanda de carbón en el mercado nacional, entre otras causas.

Por mercancías, los productos más destacados han sido los destinados a la construcción, de tal manera que el movimiento de asfaltos ha aumentado un 77% y los materiales de construcción un 115% respecto el mismo periodo que el año anterior.

De igual modo, también se han registrado incrementos de 103% en los productos energéticos en los gases energéticos del petróleo, un 17% en carbón y el coque del petróleo, así como de un 9% en crudo.

Así mismo, los productos agroalimentarios y los graneles líquidos son los tráficos con un crecimiento más significativos durante el mes de octubre, con incrementos de un 26% en cereales, piensos y harinas.