La crisis sanitaria está generando en el transporte interancional español unas pérdidas de entre un 25% y un 50% de los viajes, además de un incremento del 30% de media de kilómetros en vacío, según los registros de Astic.

Esta situación se está dejando sentir de manera especial, a tenor de la organización empresarial, en materias primas y distribución de vehículos y electrodomésticos, frente a la resiliencia de productos de alimentación e higiene.

De igual modo, según sus cálculos, otros conceptos que no se reflejan habitualmente hacen que el efecto sobre las cuentas de resultados sea mucho mayor, ya que supone la caída de pedidos de transporte, que se traduce en un menor número de viajes, entre un 25% y un 50% de viajes perdidos, según los datos de Astic, y, por tanto, de facturación.

Así mismo, según una encuesta realizada por la patronal de transporte internacional, el gasto medio extraordinario en medidas de protección para los trabajadores del sector ronda los 120 euros de media por empleado.

Además, en estas circunstancias extraordinarias se ha reducido la circulación de camiones hacia Europea en un 55%, aunque, al mismo tiempo, se detecta una cierta recuperación respecto a semanas anteriores, cuando la actividad económica estaba limitada a actividades esenciales.

Incidencia de la enfermedad en el internacional

Por otra parte, la encuesta de Astic también refleja que un 44% de las empresas de transporte interancional ha registrado una incidencia de la enfermedad de menos del 10% de media en sus plantillas de trabajadores, mientras que la otra mitad de encuestados asegura que no ha tenido casos de personas infectadas, por lo que la incidencia sanitaria en las mismas ha sido mínima.

En lo que se refiere a la repercusión económica y social de la crisis sanitaria, un 40% de las empresas de los encuestados afirma que han tenido que recurrir a ERTEs para hacer frente a la gestión de sus plantillas.

Así mismo, un 8% de las compañías han tenido que recurrir a despidos entre sus trabajadores, mientras que casi un 50% de las grandes empresas de transporte españolas no ha logrado hasta ahora evitar los ajustes laborales durante este período.

Medidas de ayuda

De igual manera, un 36% de las empresas solicita de nuevo al Gobierno una financiación específica proporcional al tamaño de las empresas, que suponga, como mínimo, un 15% del volumen total de facturación anual, con el fin de mantener vivo el tejido empresarial del transporte de cara a la recuperación de la actividad.

En este sentido, un 80% de las empresas de transporte internacional se decanta por una reducción significativa de las cotizaciones sociales, ya que supondría una inmediata inyección de liquidez.

Al tiempo, un 44% de los encuestados considera que sería conveniente que el Gobierno adelantara las devoluciones por gasóleo profesional y un porcentaje similar demanda la eliminación de los peajes mientras dure el Estado de Alarma.

Por lo que respecta a la fase de recuperación, un 60% de las empresas encuestadas estima que mantendrá el mismo equilibrio en el uso de flota propia y flota subcontratada que tenía antes de la crisis.

Otro 28% reducirá la subcontratación y un 12%, por el contrario, planea aumentar el volumen de flota subcontratada.