Las matriculaciones de vehículos comerciales e industriales en la Unión Europea han caído un 67% en abril de 2020, según los datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, Acea. Este fuerte retroceso se debe a las medidas para la prevención del Covid-19, que ha mantenido a gran parte del continente europeo en cuarentena.

Todos los segmentos han experimentado descensos en los 27 países de la Unión Europea, aunque destaca especialmente España, con un número de matriculaciones un 87,8% más bajo, Italia, donde se han reducido un 85,5%, y Francia, con un 82,4%.

En los cuatro primeros meses del año, el mercado se ha reducido un 34,5%. La mayor caída se ha producido en España, con un 46,6%, seguida por la de Francia, con un 41,6%, Italia, con un 41,4%, y Alemania, con un 22,5%.

Las ventas de furgonetas han retrocedido un 69,6% en abril hasta las 46.264 unidades, fundamentalmente por la caída del 91% en España y del 89,9% en Italia. En el primer cuatrimestre, la demanda ha acusado un descenso del 35,1%, debido a la contracción del 49,1% en España, del 44,5% en Italia, del 42,2% en Francia y del 21,2% en Alemania.

Matriculaciones de industriales

En el segmento de los vehículos industriales de más de 3,5 toneladas, las ventas se han reducido un 54,8% en abril hasta las 14.112 unidades, debido a la fuerte caída del 72,5% en el mercado galo y del 61,7% en el italiano, seguidos por España, con un 49,9% y Alemania, con un 39,3%.

En lo que va de año, la demanda ha caído un 33% hasta las 79.954 matriculaciones. A ello han contribuido el descenso del 39,2% en Francia y del 27,3% en Alemania, seguidos por los de Italia, con un 26%, y España, con un 22,7%.

En lo que respecta a los vehículos industriales de más de 16 toneladas, las matriculaciones suman su décimo mes consecutivo a la baja, con un retroceso del 58,5%. Entre los mercados europeos, conviene señalar el retroceso del 72,3% en las ventas en Francia.

Desde principios de año, la demanda se ha reducido un 35,4% hasta las 64.456 unidades, con una caída del 39,8% en el mercado francés y del 30,8% en el germano, así como del 25,7% en Italia y del 23,6% en España.