La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) confía en el crecimiento del sector del transporte de mercancías por carretera en España en los próximos años, impulsado por la mejora del país en el ámbito económico.

Sin embargo, la federación advierte de que es necesario adoptar ciertas medidas para fortalecer el tejido empresarial y consolidar así dicha recuperación.

Entre ellas, reclaman el mantenimiento de la actual regulación y la ordenación de la actividad del transporte, mediante el mantenimiento del requisito de la dimensión mínima empresarial para acceder al sector, que se sitúa en tres vehículos, para continuar compitiendo en mejores condiciones frente a los transportistas del resto de la Unión Europea.

En este sentido, la implantación de la actual regulación de acceso en 1999 ha permitido a la flota española posicionarse como una potencia a nivel europeo en el ‘ranking’ de transporte internacional, pasando de ocupar la cuarta posición en ese momento a la segunda en la actualidad, sólo por detrás de Polonia.

El transporte español ha movido 67.610 millones de tn/km en 2014 frente a los 67.200 de 2006, lo que supone un incremento del 1%. Supera, por tanto, a países como Alemania, Francia e Italia, que en los últimos 10 años han visto disminuir su presencia internacional hasta en un 50%.

En el caso de Portugal, ha registrado un total de 24.394 millones de tn/km, lo que supone una caída del 11%, mientras que Alemania, con 47.110 millones de tn/km, ha registrado una reducción del 40%.

Respecto a Bélgica, la disminución ha alcanzado el 46%, llegando a 12.641 millones de tn/km. Por su parte, el transporte de mercancías se ha reducido en Francia e Italia en un 51%, totalizando 14.113 y 15.462 millones de tn/km respectivamente.