La operatividad multimodal de EKOL se fundamenta en su apuesta por el ferrocarril

Según la Comisión Europea, Alemania ha incumplido sus obligaciones en base al presente Decreto del Consejo, así como en base al artículo 4 del Tratado de la Unión Europea.

La Comisión Europea ha decidido llevar a Alemania ante el Tribunal de Justicia de la UE por la conducta adoptada por las autoridades alemanas en la 25ª sesión del Comité de Revisión de la Organización Intergubernamental para los Transportes Internacionales por Ferrocarril, OTIF, celebrada en Berna, Suiza, los días 25 y 26 del pasado mes de junio de 2014.

Alemania votó en contra de dos de las propuestas de enmienda del Convenio sobre Transporte Internacional por Ferrocarril, poniéndose en contra de la posición de la Unión Europea y apartándose de la votación de conformidad que había sido emitida anteriormente, incumpliendo el deber de cooperación leal que han de seguir los países miembros de la Unión.

Mediante la adopción de dicha conducta, Alemania ha incumplido sus obligaciones en base al presente Decreto del Consejo, así como en base al artículo 4 del Tratado de la Unión Europea, que establece el principio de cooperación legal.

Desde la Comisión Europea, consideran, además, que el país germano debilitó la posición de la Unión Europea en sus conversaciones con sus socios internacionales.