El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha hecho público esta semana el recurso interpuesto por la Comisión Europea al Reino de España el pasado 13 de julio por ‘el asunto C-576/13’, relativo al incumplimiento por parte del Estado de cumplir con la reforma de la estiba al que le obliga la sentencia del 11 de diciembre de 2014 del mismo tribunal.

En el último recurso presentado por la Comisión, el organismo solicita que se declare que España ha incumplido sus obligaciones al no haber adoptado las medidas necesarias para la ejecución de la mencionada sentencia.

En este texto, la Comisión insta a condenar al Reino de España a pagar a la CE una multa coercitiva por importe de 134.107,2 euros por cada día de retraso en la ejecución de la sentencia en el asunto C-576/13, desde el día en que se dicte sentencia hasta el día en que se ejecute plenamente.

Junto a esta elevada cantidad, el organismo también pretende que se condene al país a pagar a la Comisión una suma a tanto alzado, cuyo importe resultará de multiplicar una cantidad diaria de 27.522 euros por el número de días de persistencia de la infracción.

Estos días serán los transcurridos desde la fecha en que se dictó la sentencia en el asunto C-576/13 hasta la fecha en que el Reino de España adopte las medidas necesarias para su ejecución, si el Tribunal de Justicia comprueba que dicha adopción se ha producido antes de que se pronuncie la sentencia en el presente asunto. Por último, la Comisión también insta a que se condene en costas a España.