ms-finntide-de-finnlines-tras-el-alargamiento

El operador sigue invirtiendo en el alargamiento de buques para mejorar su eficiencia energética.

El ejercicio 2018 ha comenzado de forma muy positiva para Finnlines, que ha registrado un mayor volumen de ingresos y mejores datos en el Ebitda y el resultado neto, que ha crecido un 48,6% en el primer trimestre hasta alcanzar los 16,5 millones de euros. Por su parte, el Ebitda se ha situado en 34,3 millones y los ingresos han repuntado un 11,6% hasta los 134,9 millones.

La naviera lleva tiempo invirtiendo en mejorar su flota a través de un Programa de Inversión en eficiencia energética y reducción de emisiones, que asciende a 70 millones de euros y que consiste principalmente en el alargamiento de los buques ro-ro de la serie Breeze, lo que contribuirá al aumento de capacidad de carga.

De momento, se han alargado tres embarcaciones que ya están de nuevo en servicio y la cuarta está lista para volver a operar en mayo, aunque la naviera ya ha ejercitado la opción para el alargamiento de dos buques más, que serán transformados entre septiembre y diciembre.

Esta inversión está en línea con su contribución al desarrollo sostenible, ya que al aumentar su eficiencia energética se podrán reducir las emisiones por tonelada transportada. Además, el operador ha incorporado a sus renovados buques de la serie Star a las rutas entre Alemania y Suecia, y entre Finlandia y Suecia.

El MS Europalink, que ha sido sometido a un intenso reacondicionamiento, ha vuelto recientemente a la flota de Finnlines, mientras que el MS Finnswan, con una eslora de 218,8 metros y una capacidad de 4.200 metros lineales, será uno de los buques de mayor tamaño que se utilizará para cubrir la ruta entre Finlandia y Suecia.

Reducción de emisiones

En lo que respecta a la nueva estrategia adoptada por la Organización Marítima Internacional, OMI, para la reducción de emisiones de efecto invernadero en el transporte marítimo, desde el operador consideran que es un gran avance que debe acompañarse de un conjunto de medidas a nivel tecnológico, operativo y energético.

En los últimos 12 años, ha invertido más de 1.000 millones de euros en la modernización de su flota para hacerla medioambientalmente sostenible, así como en operaciones de alargamiento, eficiencia en el consumo de combustible y seguridad. A los nuevos pedidos de buques que ya han realizado, se suman sus inversiones en tecnología para la reducción de emisiones, digitalización y automatización.