buque-finnstar-de-finnlines

El objetivo es que estas embarcaciones sean las más modernas y respetuosas con el medio ambiente que operen en el mar Báltico.

Finnlines sigue centrado en incrementar la capacidad de sus buques y recientemente, ha encargado la construcción de tres embarcaciones ro-ro al astillero chino Jinling, que se entregarán entre 2020 y 2021.

En total, invertirá más de 200 millones de euros en estos buques, con 238 metros de eslora y una capacidad de 5.800 metros lineales, 5.600 m² de espacio para turismos y alrededor de 300 TEUs. Con un registro bruto de 17.400 toneladas, tienen flexibilidad para el transporte de todo tipo de carga rodada y cuentan con la más alta categoría Ice Class de Finlandia y Suecia.

El diseño se ha realizado junto a Knud E. Hansen, centrado en la innovación tecnológica y la sostenibilidad, con el fin de que estas embarcaciones sean las más modernas y respetuosas con el medio ambiente que operen en el mar Báltico.

Así, contarán con motores que aseguran el mínimo consumo de combustible y de emisiones de CO2, y estarán equipados con sistemas de depuración para eliminar el azufre y otras partículas contaminantes.

Utilizarán combustibles fósiles durante la navegación y electridad mientras estén en el puerto, lo que garantizará la eliminación total de emisiones durante el atraque. Estarán equipados con baterías de litio para satisfacer sus necesidades energéticas en los muelles, que se recargarán durante la navegación.

Otra de sus innovaciones será su sistema de lubricación por aire situado bajo la quilla creando capas de burbujas que reducirán la fricción y la resistencia aerodinámica, con la consecuente mejora medioambiental derivada de la reducción del consumo de combustible.