El sector del transporte es el principal emisor de gases de efecto invernadero en España, ya que, según los registros del ministerio de Fomento, supone el 27% de las emisiones del país.

Para reducir las emisiones del sector, en cumplimiento de los compromisos medioambientales internacionales, Fomento trabaja para que el sector del transporte en España emita un 32% menos de gases contaminantes a la atmósfera de aquí a 2030.

Con este fin se ha alaborado una Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada, que tiene la visión global que requiere el reto climático centrada, específicamente, en generalizar el uso de las fuentes de energía sostenible en todos los modos de transporte.

De igual modo, el departamento ministerial dirigido por José Luis Ábalos también pretende estimular el uso de los medios de transporte de bajas emisiones con medidas como la liberalización del sector ferroviario, el trasvase modal, o el uso de vehículos ecológicos para servicios en aeropuertos, estaciones y para el mantenimiento de carreteras, como primeros pasos de esta estrategia.

Por otra parte, dentro de esta estrategia, también se están adoptando otras medidas de aumento de la eficiencia energética del conjunto del sector transporte, como la red de energía inteligente ferroviaria, la renovación del material rodante, los nuevos requisitos ambientales para autobuses, o la iluminación LED en carreteras, estaciones y aeropuertos.

Así mismo, en la estrategia de Fomento también es clave la transformación digital del transporte para ajustar mejor la oferta y la demanda y de este modo reducir la contaminación.