camión cisterna transporte carretera

Una de cada cinco víctimas mortales de tráfico en Burgos fallece en esta vía.

La Junta de Castilla y León y el Gobierno se reunirán próximamente para abordar el paso de vehículos pesados desde la N-1 a la AP- 1 en el tramo entre Burgos y la localidad burgalesa de Miranda de Ebro.

El objetivo, tal y como recoge El Correo de Burgos, es dejar diseñadas las líneas de colaboración en este ámbito, ante las reivindicaciones existentes al respecto por parte de la población tanto burgalesa como castellano-leonesa en su conjunto.

Así, en el encuentro también se tratará la gratuidad del peaje a partir de 2018, con la liberalización de la autopista. Desde la Consejería de Fomento regional han recordado que la concesión de la autopista terminará a finales de 2018 y no será prorrogada.

En este sentido, la Junta exige al Ministerio el mismo trato para la AP-1 que para la AP-9, en Galicia, donde en verano se ha decretado la liberalización del tramo entre Vigo y Morrazo, en Pontevedra, y entre La Coruña y la localidad coruñesa de La Barcala, asumiendo Fomento el coste completo.

Desde hace 20 años han muerto más de 250 personas en el tramo de la N-1 que pasa por Burgos, lo que supone que una de cada cinco víctimas mortales de tráfico de la provincia se produce en esta vía.