ford_transit_phev

En Colonia, Ford probará el uso de sus vehículos en áreas de bajas emisiones.

Tras ensayar con sus furgonetas híbridas enchufables, Ford ha decidido llevar también a Colonia estas pruebas piloto, con la intención de mejorar la toma de datos en sus análisis de funcionamiento y, de este modo, mostrar los verdaderos beneficios medioambientales en condiciones reales de tráfico.

En este sentido, el fabricante ha destinado nueve Ford Transit Custom Plug-In Hybrid y un Tourneo Custom Plug-In Hybrid para realizar diferentes pruebas de uso en entorno real e investigar tecnologías de geolocalización y ‘blockchain’, que pueden ayudar a hacer un seguimiento de máxima precisión de los vehículos y permiten un registro fidedigno de las emisiones de los vehículos a prueba de manipulaciones.

En la ciudad alemana, la marca norteamericana quiere ensayar el funcionamiento de los vehículos en un entorno con restricciones de acceso en función de las emisiones contaminantes de cada vehículo, por lo que se han incorporado estas dos tecnologías, que permiten almacenar marcas de registros de datos permanentes en múltiples ordenadores que se van enriqueciendo con nuevos registros.

Precisamente para estas zonas de bajas emisiones, Ford espera tener disponible a partir de primavera de 2020, con la posibilidad de instalarlo también en vehículos anteriores, una tecnología de geolocalización que será capaz de cambiar automáticamente el vehículo al modo de conducción cero emisiones al entrar en zonas de bajas emisiones.