Antes de su lanzamiento en la primavera de 2022, Ford realizará una serie de pruebas de la nueva furgoneta eléctrica E-Transit con algunos de sus clientes europeos.

Varios prototipos se incorporarán a finales del verano a las flotas de operadores especializados en el reparto a domicilio, supermercados, servicios postales y servicios públicos de Alemania, Noruega y el Reino Unido para operar en condiciones reales.

De este modo, el fabricante busca confirmar que el modelo puede satisfacer cómodamente las demandas de una amplia gama de escenarios operativos. Los ingenieros utilizarán los datos recogidos para perfeccionar la tecnología del vehículo conectado y la gestión de la autonomía, ofreciendo una experiencia operativa optimizada.

Los vehículos prototipo que participarán en la prueba, ensamblados en Dunton, Reino Unido, serán variantes de furgoneta y chasis-cabina con conversiones que incluyen carrocerías refrigeradas, laterales abatibles y estanterías interiores, entre otras.

Cabe recordar que los clientes dispondrán de una amplia gama de opciones de carrocería, longitud, altura del techo y masa bruta desde el lanzamiento del modelo, lo que supone 25 variantes posibles para adaptarse a una amplia gama de negocios.

Especificaciones

El área de carga de la E-Transit es común con el modelo con motor diésel, lo que facilita la conversión y permite a los operadores reutilizar las estanterías existentes con la furgoneta eléctrica.

El sistema ProPower Onboard suministra hasta 2,3 kW a través de enchufes estándar para alimentar las conversiones y los equipos de la cabina y la zona de carga. La carga útil prevista es de hasta 1.616 kg para las furgonetas y de hasta 1.967 kg para los modelos con chasis-cabina.

El motor, totalmente eléctrico, ofrece hasta 200 kW de potencia para una autonomía WLTP de hasta 350 km, con tecnologías que aumentan la autonomía, como el modo Eco y el preacondicionamiento programado.

El coste de servicio será un 40% menor que en los modelos equipados con motor de combustión interna, como resultado de los menores gastos de mantenimiento.