García Munté manipula cuatro millones de toneladas de materias primas al año

García Munté manipula cuatro millones de toneladas de materias primas al año.

La compañía García Munté Energía comenzará a construir el próximo día 7 de diciembre sus nuevas instalaciones en el puerto de Avilés, que se ubicarán en el Muelle de Raíces.

La nueva superficie de la compañía, que se suma a los almacenes de Aboño y de Gijón aumentando así la presencia de la empresa energética en Asturias, estará destinada a la recepción, depósito, criba y distribución de carbón, antracita, hulla y coque de petróleo, según recoge El Comercio.

La concesión que le permite levantar la nueva instalación fue otorgada en septiembre de 2014 y establecía la ocupación de una parcela de 67.105 m² durante los próximos 14 años, con una tasa de ocupación de 520.116,17 euros al año.

La tasa de actividad se estableció en 0,20 euros por cada tonelada de tráfico marítimo generado en la parcela concesionada, con un mínimo de 500.000 tn/año, es decir, 100.000 euros. Además, en mayo de este año firmó un convenio con la Autoridad Portuaria de Avilés por el que la compañía aseguraba esta inversión.

Crecimiento en la Península Ibérica

Con las nuevas instalaciones del puerto asturiano, la compañía sigue apostando por el almacenaje, exportación e importación de mercancías desde la Península Ibérica.

Así, ubica tres terminales portuarias en Avilés, Huelva y Tarragona, donde también ha crecido este año, que se ven acompañadas por superficies de almacenaje cercanas, mientras que sus plantas de micronizado se sitúan también cerca de estos puertos y en zonas interiores de Alemania, Bélgica y Turquía. 

Estas instalaciones, junto a las terminales portuarias de Turquía y el almacén turco de Nador, permiten a García Munté manipular cuatro millones de toneladas de materia prima energética al año.