La actividad se intensifica estos días en los muelles del puerto de Marín, con la operativa simultánea de hasta ocho buques atracados en la rada.

En concreto, cuatro de ellos, descargan pesca congelada para los frigoríficos del puerto, como son el ‘Frio Marathon’ en el Muelle Comercial Oeste, el ‘Igueldo’ en el Muelle Pesquero Norte, el ‘Montelourido’ en el Muelle Este y el ‘Monteferro’, en el Muelle Comercial Sur.

Junto con estos congeladores, también han operado en el puerto gallego dos mercantes con productos siderúrgicos, como son el ‘Wilson Hull’, procedente del puerto de Ijmuiden, y el ‘Anna’, que llega desde Dunquerque.

Ambas embarcaciones descargan en el recinto más de 5.000 toneladas de bobinas de chapa de acero.

A ellos se le suma la carga de 1.500 toneladas de componentes eólicos en el ‘Sloman Discharguer’, que zarpa con destino al puerto francés de Radicatel.

Por último, en el muelle Leirós está descargando cereales el ‘Montara’ que dejará en el puerto más de 26.000 toneladas de graneles agroalimentarios.

Así mismo, para la próxima semana está prevista la llegada de otro buque granelero con 27.000 toneladas más de cereales. Hasta el mes de abril, el tráfico de graneles agroalimentarios del enclave ha crecido un 15,65% con respecto al primer cuatrimestre del pasado año.