La crisis sanitaria y las medidas que limitan la movilidad de las personas para contener el avance de la pandemia de coronavirus en todo el continente europeo posibilitan que múltiples gobiernos decidan facilitar la labor de las empresas permitiendo que los camiones se muevan con gran libertad.

En este mismo sentido, ante la actual situación que atraviesa Italia en la segunda ola de la pandemia y las restricciones a la movilidad que se han ido estableciendo en sus diferentes regiones, las autoridades italianas han emitido un Decreto suspendiendo las prohibiciones a la circulación de vehículos utilizados para el transporte de mercancías existentes este mes de diciembre, con una masa total máxima autorizada superior a 7,5 toneladas en todas su red viaria, según recoge Fenadismer a través de su asociación confederada, la transalpina Assotir.

El levantamiento de la prohibición al tránsito de vehículos pesados afectará a las restricciones que se habían establecido inicialmente para los días 6, 8, 13, 20, 25, 26 y 27 de diciembre, con la finalidad de facilitar el sistema de transporte y los flujos de tráfico como consecuencia de la actual situación sanitaria.

Así mismo, hasta nuevo aviso, continúa en vigor la suspensión de las prohibiciones indefinidas para los vehículos que realicen transporte internacional en Italia.