buque-stork-de-la-alianza-one

La alianza logrará reducir sus emisiones en un 13% respecto a cuando operaban de forma independiente.

Ocean Network Express, la alianza formada por K-Line, MOL y NYK, ha cerrado un acuerdo con Freightliner, filial de Genesse & Wyoming, para garantizar la reserva de espacios en los trenes en las principales rutas intermodales de Reino Unido.

Con este cambio de la carretera al ferrocarril, ONE logrará reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 67% en comparación con el transporte por carretera, al dejar de recorrerse más de 190.000 km diarios en las vías británicas.

Esto supone un ahorro de 180 toneladas de CO2 diarias, es decir, un 13% menos que cuando operaban de forma independiente. Su intención es adaptarse a las necesidades de los clientes, que demandan un servicio fiable, seguro y sostenible.

Tras el inicio de las operaciones conjuntas el 1 de abril de 2018, la industria está esperando conocer los resultados operativos y financieros de la fusión, y comprobar cómo se establecerán los protocolos y estándares de servicio que supone adoptar una nueva identidad.

K-Line cuenta con un 31% de las participaciones de la sociedad, el mismo porcentaje que acumula MOL, mientras que el de NYK asciende al 38%. Su flota combinada, de unos 230 buques, cuenta con capacidad para movilizar hasta 1.440.000 TEUs a través de 85 conexiones que pasarán por más de 200 puertos de 100 países.