Carga aérea de Chapman Freeborn

Las aerolíneas europeas han experimentado un crecimiento del 0,7%.

La IATA ha publicado los datos sobre el transporte aéreo mundial de carga en agosto que muestran una estabilidad en el tráfico tras dos meses de caídas. Medidos en toneladas por kilómetro, los volúmenes de carga aérea han aumentado un 0,2% en comparación con el mismo mes del año anterior. Se trata de una modesta mejora con respecto al rendimiento de julio, cuando la demanda de carga se contrajo un 0,6% de año a año.

Sin embargo, los resultados han variado de una región a otra. Los transportistas en el Medio Oriente han registrado el mayor crecimiento, con el 10,4%, mientras que las compañías aéreas europeas han conseguido un 0,7% más, África, un 2,3%. El impacto negativo más significativo en el rendimiento global ha sido en las aerolíneas de Asia-Pacífico, con un 1,0% menos, en América del Norte (-3,3%) y América Latina (-7,3%). Aún así, todas las regiones han tenido aumentos de la capacidad por encima de la demanda.

A pesar de que el resultado ha sido positivo en comparación con junio y julio, el volumen de carga se ha reducido en un 2% respecto al cierre de 2014, debido, según la IATA a la debilidad de los mercados emergentes asiáticos y al reequilibrio de la economía china hacia el consumo interno.

Un 10,4% más en Oriente Medio

Las aerolíneas de Asia-Pacífico han caído un 1,0% el transporte de carga, con un aumento de la capacidad del 4,9% respecto al mismo mes un año antes. La región ha experimentado notables descensos tanto en las exportaciones durante todo el 2015, particularmente la industria manufacturera de China.

En Oriente Medio, se elevó un 10,4%, tras un incremento del 14,3% en la oferta. A esta región, le siguieron las compañías aéreas africanas, con un 2,3% más de transporte de mercancías y un 10,6% más de oferta. El aumento en casi toda la región sigue compensando las caídas en Nigeria y Sudáfrica.

En cuanto a las aerolíneas europeas, el transporte de carga ha aumentado un 0,7%, con una capacidad un 3,9% más, gracias, en general, a la industria de gran consumo y alimentación.

Las aerolíneas norteamericanas han registrado un descenso del 3,3%,mientras que la capacidad se ha incrementado en un 4,4%. A pesar del rendimiento moderado de la economía estadounidense en el primer cuarto del año, la carga aérea se ha visto beneficiada gracias a la huelga de trabajadores que se llevó a cabo en los puertos de la costa oeste de Estados Unidos. Este impacto ha desaparecido y, aunque los resultados económicos han mejorado en el segundo trimestre, estos no han impulsado la demanda de transporte aéreo.

Además de las asiáticas y norteamericanas, también descienden las compañías aéreas latinoamericanas, con un 7,3% menos, aunque un 0,8% más de oferta. Sigue sin producirse una recuperación de la demanda aérea, posiblemente debido a la continua debilidad de Brasil y Argentina, dos de las mayores economías de la región.