En la primera mitad de 2021, los volúmenes de carga aérea internacional presentan un incremento de un 9,9% con respecto al primer semestre de 2019, según los registros de Iata.

De este modo, el sector recupera su mejor ritmo de crecimiento desde 2017 y parece en una senda consolidada para dejar atrás el impacto de la pandemia.

Así pues, el organismo internacional estima que la demanda de carga aérea ha crecido a nivel internacional un 9,9% anual en junio de 2019, mientras que la capacidad de las aerolíneas de carga queda un 10,8% por debajo del dato del sexto mes de hace dos años.

Con más detalle, mientras que la capacidad de vuelos puramente cargueros ha crecido un 29,7%, la de las bodegas de los aviones de pasajeros se ha reducido un 38,9% entre junio de 2019 y el mismo mes de este mismo ejercicio.

El organismo internacional estima que el sector se ha convertido en un salvavidas para muchas empresas de transporte aéreo y alberga buenas perspectivas para su evolución a corto plazo.

Zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico se ha reducido la demanda de carga aérea internacional un 0,9% con respecto a junio de 2019, con la capacidad internacional disminuyendo un 21,6% anual.

En América del norte la demanda ha crecido un 24% con relación a hace dos años, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona también ha ascendido un 3,7%

En Europa, la demanda se ha incrementado un 6,7% en comparación con el sexto mes de 2019, mientras que, en sentido contrario, la capacidad se ha rebajado un 15%.

En Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han ganado un 17,1% bianual en junio, con la capacidad retrocediendo un 8,9% con respecto al sexto mes de 2019.

Por otra parte, en Iberoamérica, la demanda ha disminuido un 19,9% en comparación con hace dos años, mientras que la capacidad se ha desplomado un 23%. Finalmente, en África la demanda de carga aérea ha aumentado un 32% en junio, con la capacidad ascendiendo un 7% con relación a hace dos años.