La cifra de contratación en el sector logístico español se ha situado en los 1.197.000 m² hasta el mes de septiembre, igualando prácticamente los niveles de 2019, según las cifras que maneja CBRE. La suma total contratada incluye datos de Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga y Bilbao, además de la Zona Centro y Cataluña.

La Zona Centro ha registrado una contratación de 653.000 m², de los cuales el 85% ha sido contratación neta. Esto supone una evolución del 51% en relación al mismo periodo del año anterior, lo que demuestra que el sector es uno de los menos afectados por la crisis sanitaria dentro del segmento inmobiliario.

En estos nueve meses, se han cerrado seis transacciones correspondientes a naves mayores de 25.000 m², principalmente en los ejes A-2 y A-42. La mayoría son ampliaciones de superficie y están relacionadas con todo tipo de sectores, aunque el e-commerce ha abarcado el 50% del total de la contratación.

La consultora calcula que 2020 finalizará con niveles por encima de la media histórica de la Zona Centro, pudiendo llegar a los 800.000 m². Entre las principales operaciones, destaca la ampliación de 75.000 m² por un operador de e-commerce en Alcalá de Henares y la reubicación de Dia a una nave de 68.000 m² en Illescas.

Por el lado de la oferta, la tasa de desocupación se ha situado en el 8,9%, superando el 7,8% registrado un año atrás, por la incorporación de nueva superficie. La oferta disponible de naves de clase A es un 57% superior a la de 2019.

Mercado logístico catalán

En Cataluña, la contratación logística ha llegado a los 316.000 m², de los que 173.000 m² han sido contratación neta. Esto supone un descenso del 32% respecto a 2019, aunque en ese caso solamente los alquileres de Decathlon con 96.000 m² y DSV con 46.000 m² abarcaron el 30% de la cifra total.

Sin ambas operaciones, la contratación entre enero y septiembre de este año igualaría prácticamente a la del mismo periodo del año pasado. Las operaciones relacionadas con el e-commerce han concentrado el 18% de la contratación, que podría alcanzar los 480.000 m² a final de año.

Entre las principales operaciones, destaca el alquiler por parte de Lidl de 28.500 m² en Sant Esteve Sesrovires y la venta a un operador 3PL de una nave de 25.000 m² en La Canonja.

Por el lado de la oferta, la tasa de desocupación se ha situado en el 4,2%, por encima del 3,7% registrado un año atrás. La oferta existente en naves de Grado A suma 221.000 m², lo que supone un 38% más.

La renta prime se mantiene tanto en la Zona Centro como en Cataluña, en los 5,50 euros/m²/mes y en los 7,00 euros/m²/mes, respectivamente, con una tendencia de estabilidad en los próximos meses. A su vez, las rentabilidades prime se han comprimido hasta situarse en el 4,75%.

Otras plazas logísticas

Entre el resto de las plazas logísticas, Valencia continua a la cabeza con 104.000 mcontratados, una cifra algo discreta comparada con la de 2019, aunque se prevé que aumente la contratación en el último trimestre.

Lo mismo ocurrirá con la oferta de calidad, pues está prevista la entrega de nuevos desarrollos y la liberación de algunas naves en zona prime. Entre las operaciones a destacar, el alquiler de una nave logística de 25.400 men Quartell.

Por su parte, la contratación en Sevilla ha pasado de los 9.500 m² de 2019 a los 58.000 m², y Zaragoza, con 54.000 mregistrados, ha superado en un 43% la cifra de un año atrás. Conviene mencionar un llave en mano de 22.000 men Plaza y el arrendamiento de una nave de 8.000 men la ZAL de Sevilla.

La inversión en el sector inmologístico español ha llegado a los 651 millones entre enero y septiembre, un 50% menos que en 2019, pero el volumen superará los 1.000 millones a final del ejercicio. Además de los portfolios Mercury, Koning y Gallastegui, destaca la compra por parte de Nuveen Real Estate de dos naves en Illescas por 50 millones.