Maersk Line, actualmente inmersa en un proceso de reestructuración para mejorar sus resultados de cara a próximos ejercicios, ha vuelto a registrar pérdidas en el primer trimestre de 2017 por valor de 66 millones de dólares (60,7 millones de euros).

No obstante, la división de transporte marítimo del Grupo Maersk afronta el año con buenas perspectivas, ya que los volúmenes transportados han crecido un 10%, en parte debido al aumento de la demanda, pero también a la mejora de su cuota de mercado desde el segundo semestre de 2016.

Por otro lado, en los tres primeros meses del año, las tasas de carga se han incrementado un 4,4%, aunque este ascenso no ha compensado totalmente el registrado en el precio del ‘bunker‘. Las tarifas son más elevadas en las rutas Este-Oeste, especialmente de Asia a Europa, mientras que en las conexiones Norte-Sur son inferiores a las del año pasado.

Su EBIT o resultado de explotación se ha mantenido al nivel del de sus competidores, aunque la naviera preveía lograr una diferencia del 5%. Esto se ha debido principalmente a la mayor implicación del operador danés en las rutas Norte-Sur y al impacto que ha supuesto la desaparición de Hanjin.

El área de Transporte y Logística obtiene beneficios

En total, la nueva división de Transporte y Logística del grupo ha obtenido un beneficio de 14 millones de dólares (12,87 millones de euros), ya que las pérdidas de la naviera se han visto compensadas por los buenos resultados de APM Terminals, con un beneficio de 91 millones de dólares (83,7 millones de euros) y un retorno de la inversión del 4,5%.

En línea con su nueva estrategia, el operador de terminales portuarias no ha afrontado nuevos proyectos en el primer trimestre, obteniendo un flujo de caja de 88 millones de dólares (80,9 millones de euros), aunque se ha visto afectado por la caída del mercado en África occidental y una gran presión en las tarifas debido al problema de sobrecapacidad que afecta al sector.

En líneas generales, el Grupo Maersk ha obtenido un beneficio de 253 millones de dólares (232 millones de euros) en los tres primeros meses de 2016, con un retorno de la inversión correspondiente al 3,5%.