La marca más vendida en vehículos comerciales en Europa en los últimos seis años, ha adelantado cómo será su primera furgoneta totalmente eléctrica, E-Transit. Con una configuración que difiere de la del resto de fabricantes, se ofrecerá en una amplia gama, en versiones Furgón, Van, Van con doble cabina y Chasis cabina, desde L2 a L4, con dos alturas y cuatro MMA.

Como elementos diferenciadores, la E-Transit, que viene de serie con doble asiento de pasajero, tiene la configuración de un vehículo de tracción trasera, de forma que para que la batería no reste espacio, ésta se sitúa debajo del piso de carga entre ejes, lo que aumenta la estabilidad. El motor eléctrico va montado directamente en el eje trasero, que incorpora suspensión trasera independiente por muelles. Todo ello, convierte a la E-transit en un vehículo pensado para la carga, tanto en peso como en volumen.

Se ofrecerá con un volumen de carga desde 9,5 a 15,1 m3 y desde 1.760 Kg, en versión Van, a 2.090 Kg en el chasis cabina y su batería de 477 Kg de peso, la misma que monta el Ford Mustang Mach-E, ofrece 317 Km de autonomía, de acuerdo con el ciclo de conducción WLTP, medido en prueba con una tara del 30%. La carga se puede realizar conectado a una fuente de corriente alterna de hasta 11 Kw, para un tiempo de carga de 8h o en continua con un cargador rápido de hasta 115 Kw, que carga la batería hasta el 80% en 34 minutos.

En cuanto a las motorizaciones, se ofrecerá la posibilidad de montar el motor de 184 CV (135 Kw) o el más potente de 269 CV (198Kw), entregando un par 430 Nm. Por su parte, se ofrece soporte de carga completo con Ford Pro, que desde octubre, asesora a los clientes en la implementación de la infraestructura de carga.

El motor eléctrico va montado directamente en el eje trasero, que incorpora suspensión trasera independiente por muelles.

El completo sistema de entretenimiento, incorpora sistema de conectividad SYNC 4 con pantalla táctil de 12 pulgadas, que aprende del conductor, lo que permite indicar la «autonomía real» basada en el modo de conducción, estando integrados prácticamente todos los controles del vehículo, en el sistema.

El espacioso interior, sin palanca de cambio que se ha sustituido por un selector y con freno de mano eléctrico facilita la movilidad en la cabina. En la zona de carga se incluye ‘Pro Power on board’, un enchufe de corriente alterna de hasta 2,3 Kx para conectar herramientas o dispositivos eléctricos.

El espacioso interior, sin palanca de cambio que se ha sustituido por un selector y con freno de mano eléctrico facilita la movilidad en la cabina.

Disponible en dos niveles de acabado, la «Ambiente» de entrada y la «Trend», que se espera suponga el 80% de las ventas, equipada de serie con control electrónico de temperatura del aire, sistema de conectividad SYNC 4 con pantalla táctil de 12 pulgadas, arranque sin llave, asientos con calefacción, además de conectividad permanente con un módem FordPass Connect, suscripción ilimitada a FordPass Pro o Ford Telematics Essentials, acceso a la red de carga FordPass durante un año y una suscripción de un año a Ford Telematics para clientes de flotas.

La producción de la E-Transit, que se realizará en la planta de Otoman en Turquía, se iniciará en marzo de 2022, estando previsto que las primeras unidades comiencen a llegar a los concesionarios españoles a partir de abril. Se admitirán pedidos a partir de noviembre de este año 2021.

Aún no se han terminado de definir los precios finales, aunque a modo orientativo, el PVP sin descuentos estará entre los 57.760€, para la versión chásis cabina con terminación ‘Ambiente’, a los 67.000€ de la Van con doble cabina, acabado ‘Trend’, altura de 4,25 m y motor de 269 CV. No está previsto inicialmente, versión de pasajeros, aunque si habrá unidades para su carrozado como ambulancias o vehículos de servicios.