Los trabajadores y empresas del sector de la estiba mantienen en condiciones óptimas el servicio de manipulación de mercancías en el puerto de Valencia.

A este respecto, el Centro Portuario de Empleo de Valencia insiste en la necesaria colaboración por parte de todos los agentes implicados para mantener el flujo de trabajo y garantizar el servicio y el suministro a la población, ante la, a su juicio, «enorme dificultad que supone garantizar el suministro de este material para una plantilla de 1.500 trabajadores«.

Por ese motivo, se piden avances en la adquisición de los test de detección del coronavirus, debido a que la rotación del personal genera una necesidad mayor de estas pruebas.

Plan de contingencia

Con el objetivo de hacer frente al impacto del coronavirus en el puerto de Valencia, se ha puesto en marcha un plan de contingencia, con una serie de medidas de carácter preventivo y de conciliación, de cara a minimizar los riesgos para el personal portuario, mitigar el esfuerzo que están realizando y garantizar la prestación del servicio público de manipulación de mercancías.

Para el Centro Portuario de Empleo de Valencia ha resaltado la labor de los estibadores y empresa portuarias resulta cruciales e imprescindibles para el mantenimiento de la actividad en el puerto de Valencia, eslabón esencial y determinante de la cadena logística y de suministros para todo el país.