Valencia apuesta firmemente por el Corredor Mediterráneo

La consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha reivindicado en Madrid el papel estratégico de la Comunidad Valenciana, como puerta natural de entrada y salida a Europa a través del Corredor Mediterráneo.

Bonig ha presentado la ponencia, «La concertación entre las administraciones públicas para el desarrollo del Plan de Infraestructuras, Territorio y Vivienda, PITVI«, en el marco de la jornada organizada por la Asociación Española de Transportes para la presentación del plan del Ministerio de Fomento.

La consejera ha afirmado que «la Generalitat es consciente de que cualquier petición de infraestructuras al Estado tenía que basarse en argumentos sólidos. Porque pensamos que invertir en infraestructuras en la Comunidad Valenciana es estratégico para España«.

Corredor Mediterráneo y la Autopista AP-7

Como ejemplo de concertación ha señalado al Corredor Mediterráneo, para cuya ejecución el Ministerio asumió el proyecto de la Generalitat del tercer carril.  Bonig ha añadido, que este proyecto «implica la creación de nuevos flujos de comercio marítimo intercontinental: entre Asia y América a través del Pacífico, y entre Asia y Europa a través del Índico, Suez y el Mediterráneo«.

En este contexto, ha afirmado que «la demanda de servicios va a crecer de forma significativa y no es factible que un único puerto pueda atender todas las líneas marítimas».

En cuanto a la autopista AP-7, se ha referido como una infraestructura «que ya se ha amortizado y que, en el momento que revierta al patrimonio común, podrá ser utilizada por más conductores particulares y empresas de transporte, reduciendo la presión sobre las carreteras N-340 y N-332«.

La posición de la Generalitat, ha señalado la consejera de Fomento, es «abogar porque el Estado deje vencer la concesión en 2019, de modo que una vez llegado este término, la infraestructura sea bien de uso gratuito o bien se pague un canon estricto para mantenimiento, siempre dentro de una solución homogénea y con igualdad de trato para toda España«.

PITVI, marco para planificar infraestructuras, transporte y vivienda

Por otra parte, ha indicado que desde la Generalitat apoyan los criterios del PITVI, y que «la puesta en marcha efectiva de este Plan, requiere la suscripción de un Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Fomento y las autonomías, de manera que se configure como un instrumento eficaz para el crecimiento económico y la generación de empleo«.

Además, Isabel Bonig ha hecho referencia a la participación de la Generalitat en el PITVI, como en la prolongación de la CV-10 / A-7 en el norte de Castellón y sur de Tarragona; el cierre de la A-68 entre la Rioja, Aragón y la Comunitat y actuaciones en la N-340 y la A-38, en el corredor de la N-332.

También se incluyen el acondicionamientos de la red convencional y variantes de población en la N-340, N-332 y N-330; la Circunvalación exterior de Valencia, o la mejora de accesos al puerto de Valencia y al de Alicante-Elche.

En cuanto a la colaboración en torno a grandes infraestructuras, ha hecho referencia al diseño y ejecución de las Autovía Central y Autovía de la Plana, combinando la actuación entre carreteras de titularidad estatal y autonómica para tráficos de medio y largo recorrido.

En el caso de la Autovía de la Plana, queda pendiente el cierre entre el norte de la provincia de Castellón y el sur de la de Tarragona, en el que la Generalitat redactó y tramitó un Proyecto Básico de trazado entre Vilanova d’Alcolea y el límite de la provincia de Castellón, y lo remitió al ministerio, el cual ha continuado la tarea con la redacción de tres proyectos constructivos.

En ferrocarril, la cooperación se demuestra con el Protocolo de colaboración para el denominado Tren de la Costa o en el Protocolo para la línea Xàtiva-Alcoi.